viernes, octubre 16, 2009

TOCARSE




Recuerdo la cara que puso aquel compañero de colegio. "Me hago pajas continuamente, no puedo parar, no sé qué puede pasarme". Su rostro me quedó grabado, por la enfermiza desesperación que mostraba. Hasta hace muy poco no se podía hablar abiertamente de eso, y los chicos y las chicas lo practicaban con sentimiento de culpa.

Yo he descubierto que la masturbación no tiene mucho que ver con el sexo. El sexo es ante todo interacción, estás con una mujer y ella te pide cosas, hay que llevar su ritmo, explorar sus rincones, adivinar y a veces descubrir después de muchas veces qué le gusta y qué no. El sexo no es correrse. El sexo es una especie de diálogo.

En cambio la masturbación es el puro chorro. Tienes que poner el microscopio de la imaginación en lo que te excita, y sin ningún problema entregarte a ello. No hay diálogo alguno y puedes elegir el tema que quieras sin descubrir nada.

El sexo es complejo pero da muchas satisfacciones si consigues hacerlo bien. La masturbación es fácil, pero sólo sirve para aliviarte y no te deja nada.

Qué pena que tantos ejerzan el sexo como si fuese una paja asistida.

4 comentarios:

mujer rebelde dijo...

Estamos en total acuerdo...no sabes lo bien que me hace leer que hay alguien que piensa como yo...si buscas en mi blog encontraràs un post donde hablo de ello...Besos "Mujer rebelde".

Six X dijo...

Nunca me gustó masturbarme, de hecho nunca conseguía llegar al orgasmo con la masturbación. Aunque reconozco que he llegado a apreciar el estar sola, con mi imaginación, y he conseguido llegar a lugares donde antes no había estado. No es lo mismo, no, pero puedes hacerlo maravilloso (y complejo)

Baile Antiguo dijo...

Cierto. Y te deja la sensación de ser un agujero y nada más.

Los hay que ni hablan en la cama, oye.

Ay.

HotBody dijo...

hola soy el webmaster de http://cuerposcachondos.blogspot.com/
te interesaria hacer intercambio de links.. besos