martes, agosto 23, 2011

LOS MUERTOS Y EL SEXO



Siempre hemos pensado que el sexo es algo abominable a los ojos de Dios, de los ángeles, de los espíritus, de los muertos. ¿Pero sabemos realmente que es así? ¿Por qué desde el Más Allá habrían de preocuparse en algo tan intrascendente como las pulsiones sexuales? ¿Y si os dijera que los muertos se ríen del sexo?

Me lo confesó un amigo, que acababa de vivir un tiempo difícil. Su mujer estaba muy enferma. Él era consciente de que iba a morir, porque lentamente dejó de ser ella. Aquel drama sin embargo no eliminaba sus necesidades sexuales, sólo que no podía satisfacerlas. ¿Cómo irse a ligar o salir de putas con la mujer muriéndose en el hospital?

De manera que lo único que estaba a su alcance era el cibersexo. Cuando regresaba destrozado del hospital, buscaba por la red alguna pareja que quisiese compartir un rato caliente. Y así poder masturbarse y olvidarse de todo. Pero era como si la maldición de su pareja le siguiera, porque nadie quería seguirle el juego. Y al final se sentía incluso más frustrado. Haciéndose pajas amargamente.

Así hasta que su mujer murió. Aquella misma noche, rendido, volvió a casa. Y de repente empezó a encontrar invitaciones en el mail. Hasta tres mujeres (o al menos así lo decían) se le ofrecían. Y tuvo la sesión más intensa de su vida.

"No me encontraba mal cuando lo hacía", me confesó. "No tenía remordimientos de conciencia. Al revés, era como si mi mujer me estuviese mirando y se riese mientras se me ponía cada vez más dura con aquel chat. Fue muy raro. Sólo me pasó aquella noche".

Si dejásemos de separar tan exageradamente lo que entendemos por cuerpo de lo que entendemos por espíritu, tal vez nos llevaríamos más de una sorpresa.

8 comentarios:

VCM dijo...

Sin duda, todo está en la mente.
Ante situaciones extremas (creo) que esl sexo puede actuar como el mejor de los relajantes.
Al fin y al cabo es pura energía.

Muy interesante...

Un beso vivo

VCM

Contigo o Sin ti dijo...

"Si dejásemos de separar tan exageradamente lo que entendemos por cuerpo de lo que entendemos por espíritu, tal vez nos llevaríamos más de una sorpresa". Que frase más cierta...no solo resultaria ser una sopresa..tambien seria profundamente sanador.

Un beso


Maria Alexandra

Claire dijo...

Se me ha pasado la tarde en un suspiro leyendo posts tuyos, impresionante descubrimiento el mío hoy.

un saludo

Claire

Lilian dijo...

Oye has dicho algo muy cierto, para mi el sexo es una necesidad humana, como el comer, dormir, etc no tiene que estar mezclado con el espiritu ni los sentimientos pero lamentablemente es asi por generaciones como no los han inculcado. Disfrutemos del sexo como un acto libre que no debe ser juzgado siempre y cuando sea asumido con responsabilidad. Por cierto estoy ahora siguiendo unos audio cuentos eroticos que tienen tramas muy libres (nada de sentimentalismo) son muy buenos. Este es: www.cuentoseroticosquemojan. Buen articulo.

eva-escorts en madrid dijo...

No se, pero se me han puesto los pelos de punta. Aunque reconozco que me ha emocionado.

Sensueye dijo...

El incoveniente de la moralidad es que no te permite volar...El sexo está sobrevalorado y aún no somos conscientes de lo necesario que es. Gracias por hacernos pensar.

robindebre dijo...

Acabo de llegar a este blog. He quedado gratísimamente...encantada.
Gracias por compartir parte de tí.
Robin.

limoncello dijo...

a mi esto que cuentas me parece muy normal y tiene que ver con la contraposicion de eros-tanatos el sexo como lo opuesto a la muerte. Y es normal que cuando alguien se muere se pueden despertar esos instintos y lo que hay que hacer es aceptar el miedo y sacarlo con lo mas primario si es lo que te pide el cuerpo. Recomiendo la peli que me ha venido a la mente al leerte "Rompiendo las olas" de Lars Von Trier un moribundo y una mujer que está dispuesta a todos sus demandas sexuales