domingo, diciembre 13, 2009

EN EL ALTAMIRA DEL SEXO




El nacimiento del sexo es turbador. Siempre crees que estás infringiendo algo. Es una especie de viaje a la caverna más honda de tu interioridad, donde arde el mismo fuego que cuando tenías quince años. Ilumina en las paredes esos dibujos temblorosos, llenos de poder y pasión.

Con el tiempo, acabas por pensar que lo importante no son tanto las personas con las que practicas el sexo, sino el recurso que te proporcionan para viajar a esa caverna. Algunas te ayudan, otras te extravían. Incluso cuando el sexo es pleno, algunas personas se parecen a esos dibujos de tu Altamira sexual y otros no. Cuando se parecen, te sientes el brujo de la tribu.

Al principio las pinturas rupestres del sexo te dominan, pero acabas por domesticarlas tú. Sabes ir a buscarlas, recrearte en ellas. Recordarlas una y otra vez. A veces creo que olvidamos o rechazamos injustamente las fantasías que teníamos al inicio de la etapa sexual. Es un error, porque nuestra verdad erótica está allí.

Yo soñaba con tocar los pechos de una mujer, sacarme la polla, colocarla en medio de los dos. Empezar a apretarlos contra mi miembro, subir y bajar. Mientras ella miraba esa punta con el ojo siempre guiñado, ese animal ansioso, lleno de venas, hinchado por el deseo.

Hasta que el calor de sus pechos y sus pezones obraban el milagro. Entonces me disparaba contra su cara, ella cerraba los ojos y yo me sentía extendido por el universo. Como si el brujo de mi Altamira acabase de encender el fuego.

Yo no puedo explicarlo, no sé de dónde sale ni qué significa. Sólo sé que sueño con ello.

5 comentarios:

Six X dijo...

Yo también sueño con ello: con masturbar a alguien con mis pechos. Tal vez algún día ambos lo hagamos realidad.

La niña mala dijo...

Qué curioso, una de mis fantasías de aquella "Altamira" sexual de las que nos hablas consistía en algo parecido. Alguien lamía mis tetas hasta que yo alcanzaba el Nirvana...

Me gusta mucho como lo cuentas...

Ella y el sexo dijo...

A menudo conozco gente con esa misma fantasía! Por mi parte, hoy estreno mi blog, en el que contaré un poco de mi vida y del sexo en ella, por si quieres saber más. Ya estás en mis favoritos, ¡a ver si me puedes ayudar a estrenar mi blog con buen pie :) ! Besos.

Aliena dijo...

Me encanta tu vision del sexo,
es la primera vez que lo visito...y me he enganchado.

Nuria dijo...

Creo que la historia de los pechos, al menos en mi caso, es un poco complicada. No es que tenga unos pechos pequeños, pero creo que para mi la postura no era cómoda y se quedó más en fantasía cumplida por una vez que en algo que se pudiera repetir más veces.

Un saludo.